9 de marzo de 2015

Dejate acompañar para hacer un buen Plan de Internacionalización


A estas alturas y con la que está cayendo, ya deberíamos tener claro que la internacionalización es una estrategia clave para que las PYME sobrevivan a la crisis encontrando oportunidades aunque, lo cierto es que no es así.

La mayoría de las veces, las Pymes con excesivas urgencias, solo “cubren el expediente” con lo que ellas creen que es un Plan de Internacionalización para poder acceder a ayudas y subvenciones de la Administración Pública y lo hacen solo porque se lo exigen.

Se realizan Misiones Comerciales a países para los que la empresa no está preparada o no son mercados a los que debería dirigir sus recursos aunque éstos tengan un gran interés por su alto crecimiento. Se participa en Ferias, con gran esfuerzo, pero muy a menudo con escaso trabajo de preparación. Se llega a acuerdos comerciales sin saber cuáles van a ser las implicaciones para el futuro de la empresa.

En fin, lo negativo de la situación es que las PYME se internacionalizan para sobrevivir, haciéndolo de forma desesperada y sin tener una estrategia clara.

Para decidir a donde se quiere ir, primero hay que analizar dónde estamos, conocer las ventajas competitivas que van a permitir a la empresa competir en otros mercados ya que tiene que destinar recursos y tiempo a un “proceso” que no se puede hacer con prisas y de manera desordenada. En este proceso es en el que hay que definir el camino a seguir para llegar a los objetivos establecidos y a ser posible dejarse acompañar al principio por profesionales, como se dice en el vídeo (Claves en 2" para internacionalizar tu Pyme).





Como los recursos de que disponen las PYME son escasos, debemos realizar una selección de mercados prioritarios a corto. Para ello, tendremos que conocer los mercados, cuáles son las barreras de entrada a superar, qué adaptaciones tenemos que hacer, quién es nuestra competencia, qué canales de distribución son los más adecuados para introducirnos en esos nuevos mercados…

Toda esta información es la que debe quedar reflejada en nuestro Plan de Internacionalización y también será el que nos indique cómo debemos llevarlo a cabo en cada uno de los mercados seleccionados, de manera que podremos diseñar el Plan de Acción, estableciendo los presupuestos y recursos necesarios para llevarlo a cabo.

Por otra parte, no olvidar que la internacionalización no solamente consiste en exportar. Es algo más amplio donde cada vez más se tiene que pensar en buscar socios en países de destino, donde cada vez es más importante compartir gastos y buscar acuerdos de colaboración para ofrecer una gama de productos más amplia e interesante para nuestro cliente. Por lo tanto, cada vez más es una tarea de colaboraciones, para mantener la flexibilidad de la Pyme y la potencia del tamaño, lo cual hoy en día se puede ver favorecido por las nuevas herramientas colaborativas de Internet.

En definitiva, la internacionalización se ha convertido en condición necesaria para que las PYME sobrevivan en el entorno actual considerablemente competitivo y en mercados cada vez más globales y el Plan de Internacionalización, por tanto, se convierte en una herramienta de gran valor ya que nos va a marcar los pasos a seguir y cómo debemos llevarlos a cabo.

0 comentarios:

Publicar un comentario